Santiago. El Banco Central de Chile dejó estable este martes la Tasa de Política Monetaria (TPM) en 2,5%, en una decisión esperada por el mercado y que ocurre en medio de la incertidumbre por los efectos de la guerra comercial entre China y Estados Unidos.

La decisión de mantener la tasa clave fue unánime entre los consejeros de la entidad y se enmarca en un ciclo de política monetaria expansiva que estaría cerca de su fin.

"El consejo prevé que la tasa de política monetaria irá retornando a su nivel neutral durante los próximos trimestres", dijo el instituto emisor en su comunicado.

En el plano externo, el Banco Central reparó que los riesgos asociados al conflicto comercial entre Estados Unidos y sus socios -principalmente China-, han impactado los mercados, con caídas generalizadas en los precios de las materias primas, entre ellas el cobre, del que Chile es el mayor productor mundial.

"Esto termina colocando paños fríos a cualquier buena noticia que hemos tenido el primer semestre localmente en actividad", dijo BBVA en un informe.

A nivel doméstico, el Banco Central destacó que si bien la economía ha mostrado un dinamismo mayor que el anticipado y las perspectivas de corto plazo para la inflación se han vuelto a corregir al alza, su perspectiva de mediano plazo no ha cambiado.

Asimismo, resaltó que la confianza de los consumidores muestra avances, pero el mercado laboral continúa rezagado respecto de la actividad y los salarios se expanden a tasas inferiores a sus niveles históricos.

"Seguimos viendo que el primer trimestre del 2019 marcaría el primer paso de alza en la tasa de política monetaria, encaminándose lentamente hacia nuestra estimación de TPM neutral de 4% que se alcanzaría recién hacia el 2020", estimó BBVA.