Santiago. El Banco Central de Chile mantuvo este jueves la Tasa de Política Monetaria en un mínimo de 0,5%, como esperaba la mayoría del mercado, pero aseguró que se acerca el momento de iniciar el proceso de alza gradual de la tasa referencial.

Con la decisión, el instituto emisor completó 10 meses consecutivos con la tasa en un mínimo nivel, aunque el comunicado del Consejo dejó claro que es inminente el fin de ese histórico ciclo de baja del tipo rector ante un esperado mayor dinamismo de la economía en el segundo semestre.

"El Consejo considera que se acerca el momento de iniciar el proceso de normalización de la política monetaria", dijo el Banco Central en un comunicado.

La decisión del Banco Central de mantener la tasa ocurre luego de que la inflación del país llegó a un 0,5% en abril, acumulando una variación de 1,4% en los primeros cuatro meses de este año.

"El banco reiteró las expectativas del mercado de un alza de tasas en junio o julio", dijo Alberto Ramos, un economista de Goldman Sachs en Nueva York.

Un sondeo de Reuters había arrojado que la mayoría de los encuestados esperaban una mantención de la Tasa de Política Monetaria. Igual resultado dieron los sondeos que realizó el Banco Central a analistas y operadores.

El próximo inicio de una gradual alza en la tasa rectora coincide con el previsto repunte que tomaría la economía, luego de que en marzo la actividad se contrajo un 2,8% por el impacto del terremoto.

"En el plano interno, la información disponible de actividad sugiere que los efectos inmediatos del terremoto fueron mayores que los previstos", dijo el Banco Central.

Para la segunda mitad del 2010, autoridades han pronosticado un "potente" crecimiento de la actividad. El Banco Central ha calculado una expansión del Producto Interno Bruto de entre 4,25% y 5,25% este año.

De acuerdo a las últimas encuestas del Banco Central entre analistas y operadores, las expectativas aumentaron al alza para la tasa clave.

A seis meses plazo, el tipo rector se ubicaría en un 1,75% y a fines de diciembre en un 2,5%. En un año, la tasa llegaría a un 3,5%.