Santiago. El Banco Central de Chile evaluó en septiembre sólo la opción de dejar estable la tasa clave de la economía, ante un avance de la actividad económica y una inflación bajo control, y a pesar de un complejo escenario externo, reveló el miércoles la minuta de su última reunión de política monetaria.

El instituto emisor decidió por unanimidad dejar en 5,0% la Tasa de Política Monetaria (TPM) y enfatizó en que ésta se encontraba dentro de un rango de valores neutrales.

En la minuta, el organismo rector hizo hincapié en que la desaceleración de la economía doméstica aún era tenue, pese al complejo escenario externo, por lo que "este era un aspecto que la política monetaria debía seguir vigilando".

"El mayor crecimiento acumulado por el gasto interno se había reflejado en un aumento del déficit de la cuenta corriente que, en la medida que se siguiera ampliando y fuera persistente, podía ser un factor de vulnerabilidad económica y financiera ante caídas bruscas de los términos de intercambio", agregó la minuta.