Santiago. El Banco Central de Chile dijo este martes que recibió un pago de US$2,1 millones que adeudaba su homólogo de Venezuela y que implicó la revocación de una línea de crédito recíproco en septiembre pasado, en medio de la crisis política y económica de la nación caribeña.

El organismo rector chileno destacó que "diversas gestiones a nivel oficial contribuyeron a que se saldara este pago".

En los últimos años, el Banco Central de Venezuela ha hecho uso intensivo de la línea de crédito recíproco.

El Banco Central chileno es miembro del Convenio de Pagos y Créditos Recíprocos de la ALADI al que pertenecen 12 bancos centrales latinoamericanos.

El objetivo de este convenio es facilitar la canalización de pagos entre personas residentes en los respectivos países a que estos pertenecen.