Santiago. El Banco Central de Chile revisaría a la baja su previsión oficial de inflación del 2012 y elevaría el rango de estimación de crecimiento de la economía, aunque mantendría su política monetaria con margen de maniobra para reaccionar ante la turbulencia global.

El nuevo Informe de Política Monetaria (IPoM), que será divulgado este miércoles por el instituto emisor, incluiría un pronóstico para la inflación de un 2,3% desde el 2,7% calculado en el informe de junio, según la mediana de nueve analistas y economistas consultados por Reuters.

En tanto, cuatro de un total de diez encuestados espera que el Banco Central corrija al alza su rango de expansión para la economía del 2012 a un 4,75%-5,25% desde el 4%-5% previsto anteriormente.

Otros tres creen que el rango será de un 4,5%-5%.

"Creo que las cifras recientes inducirán a un reconocimiento de un crecimiento mayor y una inflación menor a la esperada para este año, pero no alterarán sustancialmente las proyeccciones de crecimiento para 2013", dijo Benjamín Sierra, economista de Scotiabank en Santiago.

Pese a las turbulencias externas, el Producto Interno Bruto (PIB) de Chile creció un 5,4% en el primer semestre. No obstante, autoridades esperan una desaceleración durante la segunda mitad del año.

Para el 2013, el rango de previsión de crecimiento de la mayoría de analistas encuestados es de un 4%-5%.

Los precios en Chile no mostraron variación en julio y el Indice de Precios al Consumidor (IPC) acumuló un alza del 0,4% en los primeros siete meses del año. El IPC a doce meses cayó a un 2,5% desde un 2,7%.

"Hubo una disminución del IPC en la primera parte del año, pero se han registrado recientes alzas locales en alimentos y en el precio mundial de los combustibles (que Chile importa casi en su totalidad), por lo que la inflación debe manejarse con cautela", dijo Sergio Tricio, jefe de Estudios de Forex Chile.

Precisamente, uno de los factores que eleva la inflación es la demanda interna que, según la mediana de seis analistas, se expandiría este año un 5,5%, por encima del 5,2% estimado en junio. El próximo año, subiría un 5,2%, de acuerdo al sondeo.

En tanto, el precio promedio anual del cobre, del que Chile es el mayor productor mundial, se ubicaría en US$3,5, por debajo de los US$3,55 por libra estimados hace tres meses. Para el 2013, el valor sería de US$3,35 la libra.

Analistas también esperan un ligero incremento en las exportaciones del año a US$80.000 millones desde los US$79.300 millones previstos en el informe anterior, y en las importaciones, a US$75.000 millones desde los US$74.300 millones previos.

Estas cifras implicarían un superávit comercial de US$5.000 millones, menos que los US$8.000 millones estimados en junio.

En tanto, el déficit en cuenta corriente se ubicaría en un 3,2% del PIB, por arriba del 3,1% del IPoM de junio.

Ante un panorama de fortaleza interna pero de turbulencias externas, el Banco Central mantendría su política monetaria con sesgo neutral, lo que implicaría dejar por ahora la tasa referencial de interés en un 5 por ciento, donde está desde inicios de año, según los especialistas consultados.

"Pensamos que mantendrá el discurso de esperar y ver, porque una tasa en nivel neutral toma en cuenta la situación de los socios comerciales y la situación local. El panorama podría cambiar en cualquier momento, por eso es que la política no tiene sesgo", dijo Alejandro Puente, economista jefe de BBVA Chile.