Santiago. El Banco Central de Chile subió este jueves su cálculo de expansión de la economía a un rango del 3,25% a 4,0% este año, empujado por un repunte de la inversión y del consumo que también se reflejaría en una esperada mayor inflación.

El mejorado cálculo para el Producto Interno Bruto (PIB) es superior a una estimación previa de 3,0% - 4,0%, luego de que la economía creció un 1,5% en 2017, dijo la entidad en su informe trimestral.

El repunte de la economía del mayor productor mundial de cobre se basa en una demanda interna que crecería un 4,1% este año, de la mano de una inversión que aumentaría un 4,5%. El consumo avanzaría un 3,6%.

"Los datos de los últimos meses han sido superiores a lo esperado y no es descartable un escenario en que persista este mayor dinamismo. En particular, si la inversión muestra cifras mejores que las proyectadas", dijo el informe del Banco Central.

Agregó que continúan estimando una recuperación de la economía que se apoya en un escenario favorable externo, una política monetaria expansiva y el fin del ajuste de la inversión minera y habitacional.

El mejor panorama para la demanda interna, junto con los efectos de la depreciación del peso, reduciría los riesgos para la convergencia de la inflación al 3,0%. La entidad prevé una inflación de 2,8%o este año desde un cálculo anterior de 2,3%.

El mejor panorama para la demanda interna, junto con los efectos de la depreciación del peso, reduciría los riesgos para la convergencia de la inflación al 3,0%. La entidad prevé una inflación de 2,8%o este año desde un cálculo anterior de 2,3%. En 2019 sería del 3,0%.

Este escenario dejaría algo más de espacio al Banco Central para continuar con el actual impulso monetario. Estimó que la Tasa de Política Monetaria (TPM) se mantendría en torno a su actual nivel de 2,5% en el corto plazo, similar a lo que se espera en la última encuesta de operadores.

"El estímulo monetario se mantendrá en torno a sus niveles actuales y comenzará a reducirse en la medida que las condiciones macroeconómicas sigan impulsando la convergencia de la inflación hacia el 3,0%", dijo el informe del organismo rector.

Como supuesto, la entidad espera un impulso fiscal coherente con el presupuesto vigente de la nación, incluyendo los ajustes anunciados por el Gobierno y de ahí en adelante supone que el gasto seguirá la senda de gradual consolidación fiscal anunciada recientemente por el Ejecutivo.

Escenario externo. En su informe el Banco Central destacó que el principal riesgo en este frente sigue siendo un deterioro abrupto de las condiciones financieras externas, debido a "que los mercados parecen estar más reactivos a las noticias negativas".

Por ello, reafirmó la necesidad de mantener fundamentos económicos sólidos a nivel local ante eventos en el último tiempo que han tenido mayores impactos en países con alto endeudamiento, déficit fiscal o de cuenta corriente.

En medio de este escenario, el instituto emisor estimó que el precio del cobre, el principal envío del país, anotaría un valor promedio de US$3,10 la libra este año y alcanzaría un nivel de US$2,95 por libra en 2019.

Las exportaciones sumarían un total de US$78.800 millones este año, mientras que la balanza comercial anotaría un saldo positivo de US$8.500 millones. La cuenta corriente, en tanto, mostraría un déficit de 2,1% este año.