Santiago. El Banco Central de Chile subió este jueves la tasa de interés de referencia por tercer mes consecutivo y la dejó en 2,0%, un alza de 50 puntos base, como esperaba ampliamente el mercado.

La mayoría de los analistas esperaba que el banco central elevara la tasa clave, conocida por su sigla TPM, en medio punto porcentual en su reunión mensual de política monetaria de agosto, ante la continua solidez de la recuperación económica tras la crisis financiera mundial y el violento terremoto de febrero.

"El consejo continuará reduciendo el significativo estímulo monetario prevaleciente a un ritmo que dependerá de la evolución de las condiciones macroeconómicas internas y externas", señaló el banco en un comunicado emitido tras la reunión.

La economía chilena ha estado creciendo gracias a la fuerte demanda interna, y su índice mensual de actividad económica, Imacec, subió 6,8% en junio frente al mismo mes del año anterior, tras registrar un alza de 7,1% en mayo.

En tanto, la incertidumbre respecto de la salud de la recuperación económica mundial ha aumentado recientemente, así como también lo ha hecho la volatilidad de los mercados, añadió la autoridad monetaria.

El banco central subió su tasa de referencia en junio por primera vez en dos años, al decretar un incremento de 50 puntos base a 1,0% desde un mínimo histórico de 0,5%, en el que se mantuvo por nueve meses. En julio, la autoridad monetaria volvió a subir la tasa en otros 50 puntos base, a 1,5%.

La autoridad monetaria destacó que el sector privado ahora espera que la inflación anual suba sobre 3% en el corto plazo.

El banco reiteró que continuará usando sus políticas con flexibilidad para asegurar que la inflación se dirija hacia la meta de 3% en un horizonte de política de 24 meses.