Santiago. El Banco Central de Chile mantiene una política monetaria con sesgo neutral y cuenta con espacio para maniobrar si es necesario, en medio de un escenario externo de mayor riesgo que el doméstico, dijo este martes el presidente del organismo, Rodrigo Vergara.

En el Foro de Reuters sobre Inversión en América Latina, el presidente de la autónoma entidad destacó que el riesgo externo ha ido creciendo en las últimas semanas y siguen de cerca la desaceleración de China, pero estimó poco probable que se presente otra crisis similar al caso Lehman Brothers.

"Estamos monitoreando la situación externa y preparados para actuar en caso de ser necesario (...) pero no lo vemos, y esto es importante y quiero recalcar, no lo vemos como algo necesario e inminente en este momento", detalló Vergara.

"Por ahora, nosotros mantenemos nuestra política monetaria y nuestro sesgo neutral", agregó.

En medio de las turbulencias globales, el presidente del Banco Central destacó que en Chile no se ven "debilidades, desequilibrios o presiones" que requieran acciones por parte de la autoridad monetaria.

En esa línea, enfatizó que el sistema financiero funciona "muy bien", con un mercado bancario "sólido" y que las filiales locales de bancos españoles -golpeados por una crisis en Europa- tiene poca exposición a sus matrices.

Pese a que ya se observan algunos efectos de la crisis global en las exportaciones, Vergara recalcó que la economía chilena creció a "una tasa bastante razonable" de 4,8% en abril, con una sana desaceleración de la demanda interna .

"La buena noticia es que la desaceleración ha sido moderada y se ha ido produciendo gradualmente", expresó el jefe del organismo en referencia a los menores riesgos desde el lado doméstico.

Junto con la gradual desaceleración de la actividad, Vergara destacó que los riesgos de inflación de corto plazo se han reducido, por las caídas en los precios internacionales del petróleo y alimentos, pero hizo hincapié en que siguen vigentes las presiones en el mediano plazo.

En materia cambiaria, el presidente del Banco Central estimó que la depreciación del peso frente al dólar en las últimas semanas es "natural" y "sana" en medio de la volatilidad global.

Aseguró que una intervención cambiaria no es algo que esté en el horizonte y agregó que la moneda local se encuentra en niveles razonables.