Beijing. El banco central de China inyectó 250.000 millones de yuanes (38.500 millones de dólares) en el mercado la semana pasada con el objetivo de aliviar la escasez de liquidez.

El Banco Popular de China (BPCh) suscribió acuerdos de recompra inversos (repos) a siete días por valor de 40.000 millones de yuanes y 30.000 millones de yuanes el viernes y jueves, respectivamente.

Ambos repos inversos se fijaron a un rendimiento del 2,25 por ciento, el mismo nivel que la inyección previa del miércoles de 65.000 millones de yuanes y la inyección del martes de 75.000 millones de yuanes, de acuerdo con un comunicado del BPCh.

La medida viene precedida de una inyección neta de 40.000 millones de yuanes el lunes, apuntó el BPCh.