El Banco Popular de China (BPCh), el central del país, anunció hoy jueves que ha inyectado 35.000 millones de yuanes (US$5.700 millones) en el mercado monetario a través de operaciones en el mercado abierto.

Es la primera inyección de efectivo mediante las operaciones de pacto de recompra (repo) inverso en más de dos meses, tras la última del 16 de abril.

El interés para el repo inverso de siete días ascendió al 2,7%, de acuerdo con el BPCh.

La inyección se realizó cuando los bancos pequeños y medianos están experimentando una creciente demanda de capital a corto plazo en medio de la presión de la evaluación de supervisión financiera de mediados de año y la emisión de acciones de gran capitalización, apuntó el banco central en un comunicado publicado en su cuenta oficial en Sina Weibo, la versión china de Twitter.

La moderada inyección de liquidez ayudará a estabilizar las expectativas del mercado y el desarrollo del mercado monetario, señaló el documento.