El Banco Popular de China (BPCh), el banco central del país, anunció que en enero inyectó más de 1,5 billones de yuanes (US$229.000 millones) al mercado a través de la facilidad de crédito permanente (FCP), la facilidad de crédito de mediano plazo (FCMP) y de crédito complementario prometido (CCP).

El banco dijo que destinó 520.900 millones de yuanes a través de la FCP para garantizar la "estabilidad del mercado monetario". Generalmente se presenta una presión en la liquidez antes del próximo Año Nuevo chino, que este año se celebrará el 8 de febrero.

El banco central informó que inyectó 862.500 millones de yuanes a través de la FCMP para alentar a las instituciones financieras a apoyar a las empresas pequeñas y medianas y a las áreas rurales.

El BPCh también suministró 143.500 millones de yuanes a través del CCP al Banco de Desarrollo de China, al Banco Agrícola de China y al Banco de Exportación e Importación de China, con el fin de apoyar proyectos como la renovación de barrios deteriorados e importantes proyectos de conservación del agua.