Pekín. El banco central de China no descartó del todo la posibilidad de que la economía global pueda volver a debilitarse, a medida que los gobiernos abandonan sus políticas de estímulo y aumentan algunos riesgos en la deuda soberana.

La tendencia de los mercados financieros globales este año estará afectada por factores de ese tipo en medio del proceso de recuperación de la economía mundial y el retiro de las políticas de estímulos adoptadas por las principales economías, señaló el Banco Popular de China en su Informe sobre los Mercados Financieros Internacionales de 2009, divulgado este viernes en su sitio de Internet.

China se ha recuperado relativamente más rápido que otras economías de la crisis financiera global luego de lanzar en noviembre de 2008 un masivo programa de estímulo que incluyó un aumento sin precedentes de crédito.

Beijing ha comenzado a retirar paulatinamente sus políticas de estímulo para evitar la acumulación de las presiones inflacionarias, pero está actuando cautelosamente por temor a estropear la recuperación.

La entidad china dijo que será difícil para las naciones abandonar sus medidas de estímulo de forma simultánea o de la misma manera, lo cual hace que aumente la incertidumbre sobre el panorama económico global.

La entidad agregó que mantener la inflación bajo control es una tarea urgente para todos los bancos centrales.