Beijing. El banco central de China inyectó esta semana 990.000 millones de yuanes (145.600 millones de dólares) al mercado interbancario para atenuar la presión sobre la liquidez.

El Banco Popular de China inyectó 270.000 millones de yuanes y 225.000 millones de yuanes, respectivamente, el viernes y jueves, a través de recompra inversa, un proceso por medio del cual los bancos centrales compran valores a los bancos con un acuerdo de que los revendan en el futuro.

El miércoles y martes, el banco central inyectó 140.000 millones de yuanes y 185.000 millones de yuanes, respectivamente, a través de recompra inversa, dijo el banco en su sitio de internet.

La acción tuvo lugar después de una inyección neta de 170.000 millones de yuanes a través de recompra inversa el lunes, dijo el banco.

Est año, el banco central ha adoptado con mayor frecuencia recompras inversas y otras operaciones de liquidez para disminuir la escasez de dinero en el mercado, en lugar de reducir las tasas de interés o el coeficiente de reserva obligatoria.