Pekin. El banco central de China subió sus tasas de interés este martes, su segundo incremento en poco más de un mes, intensificando su lucha contra la persistente inflación.

Aunque la tasa anual de inflación se desaceleró a un 4,6% en diciembre, se estima que esta repuntaría nuevamente en febrero por el alza en los precios de los alimentos.

Las tasas de referencia para los depósitos a un año subirán en 25 puntos básicos a un 3%, el mismo monto en que subirán las tasas de préstamos a un año para llevarlas al 6,06%, a partir del 9 de febrero, dijo el Banco Popular de China.