El nivel de endeudamiento de los hogares colombianos (total de créditos de vivienda y de consumo sobre PIB) ha presentado un comportamiento al alza, ubicándose cerca del 12,4%.

Este incremento podría estar relacionado con el menor nivel que presentan las tasas de interés de colocación y por el despegue mostrado por la actividad económica, factores que en conjunto podrían haber permitido al endeudamiento crecer más rápido que el PIB (producto interno bruto), dice un informe sobre Estabilidad Financiera del Banco de la República presentado por Dairo Estrada.

A pesar de que este nivel de deuda es superior a los observados en la década pasada, aún es inferior si se compara con el 15,6% registrado durante el tercer trimestre de 1998, precisa el informe.

Dice el informe que durante el segundo semestre de 2010 continuó la dinámica creciente de la cartera conjunta (vivienda con titularizaciones y consumo), alcanzando un aumento real anual del 12,7%.

De acuerdo con la composición de la deuda de los hogares, "se observa que en diciembre de 2010 la cartera de consumo volvió a ganar participación en el endeudamiento, después de los retrocesos que venía presentando desde finales de 2008. Dada su rápida recuperación, durante este año, el endeudamiento total representó un nivel del 72%", destaca el estudio del Emisor.

Esta estructura de la deuda de los hogares expone al sistema financiero a un mayor riesgo de crédito derivado de la cartera de consumo así como a una mayor pérdida, dado el posible incumplimiento por las menores garantías que exige esta modalidad en comparación con la de vivienda, advierte el informe sobre la situación de deuda de los hogares colombianos.
Deuda de vivienda

En el caso de la cartera de vivienda, los desembolsos denominados en pesos registraron una participación del 93,7% del total en diciembre de 2010, la cual es 1,8 puntos porcentuales (pp) menor a la observada en el mismo mes de 2009, indica el informe.

La concentración en este tipo de desembolsos implica una mayor exposición de los establecimientos de crédito al riesgo de tasa de interés, dado que las tasas de captación pueden variar, mientras que las de colocación permanecen fijas, dice el estudio.

La razón entre el índice de crecimiento de la deuda de vivienda y el de precios de la vivienda nueva (IPVN) continuó incrementándose durante el segundo semestre de 2010, ubicándose en un nivel de 121,7 puntos (p) en diciembre de ese año, dice el informe del Banco Central. Este comportamiento se explica por la mayor dinámica que presenta la cartera de vivienda en relación con los precios de la vivienda nueva.