El Banco Central de Colombia bajaría su tasa de interés este mes 25 puntos base para estimular la recuperación de la debilitada economía, un recorte moderado frente al que se dio en abril por el repunte de las expectativas de inflación, reveló el martes un sondeo de Reuters.

En la consulta, 15 de los 18 analistas estimaron una disminución de un cuarto de punto porcentual en el tipo referencial a un 6,25% en la reunión del directorio del banco el viernes, mientras los tres restantes consideraron que sería de 50 puntos base a un 6%.

De cumplirse la estimación del mercado, se trataría del quinto recorte en el costo del dinero desde que el Banco Central inició el actual ciclo expansivo, en busca de alentar un mayor crecimiento de la cuarta economía de América Latina.

El gobierno reveló la semana pasada que el Producto Interno Bruto (PIB) se expandió un 1,1% en el primer trimestre, frente a igual periodo del año pasado, por debajo de la proyección de la autoridad monetaria, de 1,3%.

"A pesar de los débiles números de crecimiento, esperamos que el Banco de la República retorne a una flexibilización más cautelosa, debido a los retos en el lado de la inflación", dijo un informe del analista Mario Castro, de Nomura en Nueva York, quien proyecta un recorte de 25 puntos base en la tasa.

Las expectativas de inflación para cierre de este año aumentaron a un 4,45%, desde el 4,40% que arrojó el sondeo de abril y cambiando la reciente tendencia bajista, mientras que para finales del 2018 se mantuvieron en un 3,50% frente a la consulta previa.

Solo en mayo el país registraría una inflación de 0,30%, acumulando un 4,44% en los últimos 12 meses, aún por encima del rango meta del Banco Central, de entre 2% y 4%.

Pero algunos agentes no descartan que el banco mantenga la intensidad en los recortes de su tasa.

"Teniendo en cuenta los datos recientes de crecimiento económico y una proyección de debilidad en la demanda interna (...) la decisión sería por mayoría, pues para algunos miembros los riesgos de inflación todavía están latentes, pero la desaceleración económica más allá de lo esperado primaría sobre la decisión", dijo Ángela González, analista del banco Itaú.

En tanto, las expectativas de crecimiento de la economía para este año disminuyeron a un 1,80%, en comparación con el 2,02% en el sondeo de abril, y para el 2018 cedieron a un 2,55%, desde el 2,8% en la consulta previa.