Bogotá. El Banco Central de Colombia redujo este lunes su tasa de interés en 25 puntos base a un 4,50% y anunció que con esa decisión pone fin al actual ciclo bajista con el que busca alentar una recuperación de la débil economía, aprovechando el buen comportamiento de la inflación.

La decisión, una sorpresa para la mayoría del mercado que no esperaba cambios, fue ampliamente dividida al interior del directorio del banco, con cuatro funcionarios a favor mientras que los tres restantes votaron por mantener la tasa sin cambios.

En un sondeo de Reuters la semana pasada, siete de los 22 agentes anticiparon la decisión, mientras los 15 restantes proyectaban que el banco emisor dejara sin cambios el tipo referencial.

"Las nuevas cifras de actividad económica del país para el último trimestre de 2017 confirman una demanda interna débil, con lo cual el equipo técnico del Banco mantuvo la proyección del crecimiento de 1,6% para 2017. Para 2018 su proyección de crecimiento es de 2,7%", dijo el gerente del banco, Juan José Echavarría.

"Consideramos que con la tasa al 4,5% se contribuye muy activamente a mejorar la economía, la política es expansionista", opinó por su parte el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas.

Adicionalmente, el funcionario señaló que se espera que las mediciones de inflación básica muestren un descenso en los próximos meses.

"Lo que estamos viendo es que con la información que tenemos hoy no va a haber más reducciones de tasas en lo previsible. Esto no quiere decir que no pueda haber reducciones futuras si cambia la información", precisó Echavarría a periodistas.

El banco redujo en un total de 325 puntos básicos su tasa de interés en el actual ciclo monetario, que inició en diciembre del 2016, llevándola al nivel más bajo desde agosto del 2015.

"Consideramos que con la tasa al 4,5% se contribuye muy activamente a mejorar la economía, la política es expansionista", opinó por su parte el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas.