El Banco Central de Colombia bajaría su tasa de interés en 25 puntos base a un 5,50% en su reunión del próximo jueves, para apoyar a la debilitada economía aprovechando la moderación de la inflación, aunque se acercaría una pausa en los recortes, reveló el viernes un sondeo de Reuters.

En la consulta, 13 de los 17 analistas proyectaron un recorte en el costo del dinero de 25 puntos base, mientras los cuatro restantes estimaron una baja de 50 puntos base a un 5,25%, la misma magnitud de la reunión de junio.

Sería el sexto mes consecutivo en el que el banco emisor disminuye su tipo referencial y el séptimo desde que inició el ciclo bajista, en diciembre pasado, periodo en el cual la entidad acumula una baja de 200 puntos base.

"Consideramos que el banco debería recortar (la tasa) 50 puntos base, dados los riesgos sobre la actividad económica (...), sin embargo, creemos que se inclinará por recortar 25 puntos base (porque) la inflación va a empezar a rebotar en agosto, así que querrán esperar a ver cómo se comporta", dijo Daniel Velandia, economista jefe para Colombia de Credicorp Capital.

Las expectativas de crecimiento económico para este año disminuyeron a un 1,6%, desde un 1,8% en el sondeo anterior y por debajo de la meta del Gobierno, de 2,3%.

Según el sondeo, la inflación en julio cedería a un 0,10%, frente al 0,52% que marcó en igual mes del año pasado, con lo que acumularía un 3,56% en los últimos 12 meses, situándose dentro del rango meta del Banco Central.

Pero las expectativas de inflación para el cierre de este año se mantuvieron en un 4,30%, superando el objetivo de entre 2 y 4%. Para el cierre del 2018 las previsiones permanecieron estables en un 3,5%.

El banco recortaría su tasa de interés en otros 25 puntos base en agosto a un 5,25%, nivel al que terminaría este año, para posteriormente retomar las bajas en el 2018, cuando el organismo relajaría los tipos hasta un 4,50%, consideraron los analistas.