Las utilidades de las reservas internacionales se mantendrán bajas durante 2011 advierte un informe del Banco de la República al indicar que en los últimos 10 años hasta 2010, las reservas registraron unos beneficios de US$5.786 millones.

Destaca el informe que la decisión de la Fed (Banco central de Estados Unidos) de mantener su tasa de interés a un rango que se encuentra entre 0% y 0,25% hace que el rendimiento proyectado para las inversiones de las reservas sea inferior a 1%, en la medida en que los intereses percibidos por las inversiones son muy bajos.

Los retornos del portafolio pueden verse afectados si el euro y el yen, que representan una parte importante de las inversiones, se debilitan frente al dólar durante el año, destaca el estudio revelado por el Emisor.

Explica el banco central que para alcanzar esa rentabilidad fue necesario asumir riesgos financieros, teniendo en cuenta que existen varios tipos de riesgo a los que se enfrenta todo inversionista.

En 2010 el rendimiento neto de las reservas internacionales fue de US$159,7 millones, lo cual equivale a una tasa de rentabilidad aproximada en dólares de 0,59%.

Destaca el banco Central que durante 2010 se registraron ganancias por valorización de inversiones y causación de intereses por US$189,1 millones, y por diferencial cambiario, comportamiento de otras monedas frente al dólar, se tuvo una pérdida de US$29,4 millones.

Las reservas internacionales netas alcanzaron los US$28.451,84 millones al finalizar 2010, destaca el informe.

Explica que las reservas internacionales brutas ascendieron a US$28.463,55 millones y los pasivos externos de corto plazo sumaron US$11,7 millones, indica el estudio.

Precisa el estudio que la baja rentabilidad de las reservas se debe en primer lugar a que las tasas de interés se mantuvieron muy bajas en las principales economías desarrolladas, la decisión de tener un portafolio con un perfil de riesgo conservador implica recibir una rentabilidad inferior y porque el euro se depreció 6,7% en 2010.

Al 20 de mayo de 2011, el saldo de las reservas internacionales netas se situó en US$30.624, 8 millones, según la balanza cambiaria revelada por el Banco de la República.

Las intervenciones del banco Central en el mercado cambiario para evitar que la Tasa de Cambio (dólar) siga debilitada le ha permitido elevar el nivel de las reservas internacionales que blindan a la economía colombiana frente a crisis externas o la fuga intempestiva de capitales.