Al cierre de febrero de este año, la tasa de inflación en Costa Rica, medida por medio del Índice de Precios al Consumidor (IPC), se colocó en un 6,5%.

El presidente del Banco Central de Costa Rica (BCCR), Rodrigo Bolaños, manifestó que dicha tasa causa preocupación y explicó que el factor que incide en este incremento es la escalada de los precios regulados que, en una variación interanual a febrero, han subido un 15,8%.

Así, el servicio de agua es el que tiene la variación interanual más alta con un 64,6%, y en segundo lugar la electricidad con un 20,5%, consigna El Financiero.

Para Bolaños, “esto es un fenómeno que nos preocupa”, por lo que considera que deben ser estudiados los ajustes tarifarios de servicios regulados si se pretende mantener un crecimiento del IPC acorde con la previsión de la inflación que el BCCR ha hecho para este año.

“Si una empresa pública tiene costos muy altos, la metodología actual tiene que reconocer estos costos”, señaló Bolaños.

En cuanto a los bienes no regulados, el crecimiento interanual es del 4,1%, influenciado mayormente por las hortalizas, leguminosas y tubérculos los cuales mostraron un crecimiento del 16,5%.

Aunque la tasa de inflación ha subido, el Banco Central no ha decido modificar su previsión para 2013, y espera que esta se mantenga debajo de 6%, tal y como en los últimos cuatro años.