Las estimaciones del Banco Central de Costa Rica (BCCR) para 2013 indican que la producción local será menor, que la inflación posiblemente se sostendrá y que el déficit fiscal será similar al de este año que casi termina.

En cifras, el Banco estima que el crecimiento económico para 2012 será del 5% y para el entrante será entre 3,75% y 4,25%.

Rodrigo Bolaños, presidente del instituto dijo que un número más preciso se tendrá en enero próximo cuando se analice el programa económico 2013 del gobierno.

La estimación en cuanto a la inflación para este año es que termine abajo del 5%, una cifra histórica para Costa Rica.

Para 2013, aún no se decide si mantener esa cifra o bajarla, debido a que siempre en enero el Banco tendrá que decidir qué hará con los colones que sacó a circulación este año en compensación de los dólares que compró para evitar que el precio de la divisa baje.

La presión viene porque, por ejemplo, solo este mes compraron US$453 millones.

“Hemos comprado más de lo que teníamos programado que íbamos a comprar”, reconoció Bolaños.

Si los colones siguen circulando, estos serán usados para comprar y eso aumentará los precios, mientras que si el BCCR decide vender bonos para recogerlos tendría que ofrecer tasas de interés atractivas y frenaría la tendencia a la baja que hasta ahora muestran los intereses.

Bolaños además comentó que pretende que las tasas en colones desciendan, debido a que al ser altas respecto a las de los dólares, eso atrae a inversionistas extranjeros con dólares que buscan cambiarlos por colones, algo que redunda en que el Banco adquiera más divisas y se agrave la situación.

La preocupación de Bolaños con el ingreso de estos capitales es que pueden ser volátiles, consigna La Nación.