En diciembre del 2011, el Banguat proyectó que para este año las exportaciones crecerían 11,9% y las importaciones 10%.

La estimación de importaciones, y sobre la cual se estableció el presupuesto del 2012, incluidos ingresos tributarios, se ubicaba entre 7,3% y 13,2%.

En el caso de las exportaciones podrían crecer solo 1% en este año.

Con esa nueva estimación, las proyecciones de la banca central para el ingreso de divisas por adquisiciones en el exterior cerrarán en US$17.360 millones —Q137 mil 144 millones—, lo que significará US$751 millones más.

En el caso de las exportaciones, los cálculos indican que podrían sumar al final del año US$10.570 —Q83 mil 503—, es decir, US$107 millones más que en el 2011.

El año pasado, el ingreso de divisas por las importaciones crecieron 20 por ciento respecto del 2010 —US$2.771,6—, cuando alcanzaron US$16.609 millones.

Las exportaciones crecieron 23% y sumaron US$10 mil 463 millones, lo que significó US$2 mil millones más que un año antes.

Causas e impactos. Abelardo Medina, intendente de Recaudación de la SAT, explicó que el impacto en los ingresos fiscales sería de Q815 millones, aunque ese monto podría variar si se revierte el comportamiento de las importaciones y mejora con los ingresos de productos para la época de fin de año, a partir del 15 de octubre.

A septiembre, el crecimiento de importaciones ya se registra en 4.5%, agregó Medina.

Según el intendente, se prevé que la recaudación neta cierre entre Q42 mil 600 millones y Q42 mil 800 millones, lo cual sería Q800 millones menos de los Q42 mil 611 millones presupuestados.

Dorval Carías, viceministro de Finanzas, aseguró que esa baja no afectará el gasto público, ya que se calcula que se ejecute entre el 90% y el 95% del total del presupuesto de gastos, que asciende a Q59 mil 547 millones.

Históricamente la ejecución anual se encuentra en ese rango, indicó.

Julio Suárez, vicepresidente del Banguat y de la Junta Monetaria, expuso ayer que la desaceleración en las importaciones se vincula con las adquisiciones de combustibles y lubricantes, asociado a un precio mayor, y en las exportaciones obedece al precio de los principales productos de exportación.

Respecto de las proyecciones de crecimiento económico para el 2012, la proyección de crecimiento se mantiene en un rango de 2.9% a 3.3%.

La proyección de crecimiento no se afectará por la desaceleración en las importaciones porque predomina más el consumo interno que el comercio exterior, explicó Suárez.

El diputado de la UNE Carlos Barreda cuestionó que las previsiones de Guatemala sigan siendo tan positivas si los organismos internacionales ya empezaron a bajar las proyecciones mundiales y regionales.

Para el 2013, las proyecciones de crecimiento son de 3.5% a 3.9%, informó el Banguat.

“Estos números no se habían reflejado desde el 2008, y la baja de las importaciones significa que el dinamismo del comercio está afectado y estamos viviendo un momento bien recesivo que impactará en la recaudación del IVA del comercio exterior”, expresó Enrique Lacas Palomo, experto en temas económicos.