La entrada de remesas familiares ha experimentado una ligera recuperación en comparación con 2010 en Honduras.

Un informe preliminar del Banco Central de Honduras (BCH) indica que los ingresos de divisas por ese concepto sumaron US$650,2 millones de enero a marzo de 2011, superior a los US$590,7 millones de igual periodo del año previo.

En términos absolutos, la diferencia nominal es de US$59,5 millones y 10,1 puntos en valores porcentuales.

En 2010, las remesas familiares ascendieron a US$2.540,1 millones y para 2011 se proyecta que rondarán entre US$2.700 y US$2.800 millones, según proyecciones del BCH.