El Banco Central de Honduras (BCH) reporta que en el transcurso de los seis primeros meses del presente año, los hondureños han transferido a entidades financieras extranjeras unos US$86,5 millones, equivalentes a 1.720 millones de lempiras. Por su parte, la Asociación Nacional de Industriales (Andi) advierte que continúa la fuga de empresas de Honduras.

El BCH, mediante su informe de Posición de Inversión Internacional del segundo semestre de 2012, en el capítulo denominado a la categoría de “Otros sectores”, indica que “las tenencias en poder de los hondureños en el exterior mostró un incremento de US$86,5 millones respecto a lo alcanzado al finalizar la primera mitad de 2011, implicando una salida neta de capitales”, reporta ElHeraldo.hn.

En su informe correspondiente a diciembre de 2011, el BCH indica “que el incremento de activos por US$275,2 millones que evidenció en la categoría de Otros -fue- por mayores tenencias sobre depósitos en bancos extranjeros propiedad de los Otros Sectores”.

Entonces se podría determinar que a un cambio promedio, los hondureños han trasladado a bancos del extranjero en un año y medio US$361,7 millones, equivalentes a 7.137,9 millones de lempiras a un cambio promedio de 19,70 lempiras por cada dólar.

La autoridad monetaria además indica, en el documento correspondiente a junio de 2012, que inversionistas hondureños mantuvieron activos en el exterior, en su mayoría en la región centroamericana (El Salvador, Guatemala y Costa Rica), con un valor de US$43,0 millones.

Señal de alarma. Para Guillermo Matamoros, presidente del Colegio Hondureño de Economistas (CHE), este tema está vinculado con la incertidumbre generada por un período electoral y debido a la imposición de la Tasa de Seguridad Poblacional.

“Si usted tiene sus ahorros en un banco que le paga un interés bajo, entonces usted los moverá a donde se paga más. De la misma manera cuando a las personas se les eleva los impuestos, entonces, se alteran las decisiones de consumo, inversión y ahorro”, expresó.

Matamoros fue del parecer que existe un tercer elemento para que el capital salga del país y está vinculado a “un discurso en contra de la inversión impulsado desde el gobierno. Escuchamos al presidente Porfirio Lobo referirse a que en Honduras hay 200 ricos a los que les van a ablandar el corazón, que los van revisar y a cobrar. Esto genera incertidumbre, nos guste o no nos guste genera la fuga de capitales”, señaló.

Las empresas. Adolfo Facussé, presidente de la Andi, expuso que tienen conocimiento que más empresas locales han salido del país y otras están en proceso de hacerlo.

Facussé expresó que el gobierno consume un 40% de toda la producción nacional, que asciende a unos 360,000 millones de lempiras, generada en un año y se mantiene la tendencia de aplicar nuevas medidas económicas para acrecentar sus ingresos y destinarlos a un gasto público infructuoso.

En un estudio del Foro Social de la Deuda Externa de Honduras (Fosdeh) se estima que en el transcurso del presente gobierno se aplicaron, al menos, 30 medidas económicas. El Congreso Nacional, a solicitud del gobierno, aplicó 30 paquetes de medidas económicas y tiene en cartera dos más con las que proyecta elevar sus ingresos en 2.500 millones de lempiras.

“Existe una combinación de factores, porque el gobierno se mantiene en un proceso de elevar los impuestos y atacar a la empresa privada”, recordó el dirigente.