Tokio. El gobernador del Banco de Japón dijo este jueves que un crecimiento sólido en los mercados emergentes seguirá apoyando a la economía nipona, sugiriendo que el banco central mantendrá su previsión de un recuperación moderada cuando su directorio se reúna la próxima semana.

Pero Masaaki Shirakawa reiteró que el BOJ (por su sigla en inglés) "actuará apropiadamente" vigilando la previsión económica y de precios, una señal de que el banco central está listo para aliviar aún más su política monetaria si los riesgos desde el extranjero amenazan con estancar la recuperación.

Una preocupación para las autoridades japonesas es que la fortaleza persistente del yen pese sobre una fuente vital de crecimiento económico, las exportaciones.

Estas inquietudes han conducido a planes de establecer una fuerza de trabajo conjunta entre el Gobierno y el banco central que revise y coordine medidas orientadas a enfrentar el repunte del yen, de acuerdo a un borrador obtenido por Reuters.

Por el momento, el BOJ mantiene su visión, pronosticando una recuperación gradual desde el bajón que siguió al terremoto y tsunami del 11 de marzo.

"El crecimiento en el extranjero se desacelerará por el momento pero se afirmará como tendencia principalmente en las economías emergentes", dijo Shirakawa en una reunión trimestral de jefes regionales del BOJ.

"La economía japonesa reanudará una recuperación moderada a medida que las exportaciones se afirmen moderadamente como una tendencia", y a medida que las compañías gasten para reparar plantas y equipos dañados por el desastre, declaró.