Ciudad de México. Los aranceles impuestos por Estados Unidos al acero y aluminio de México, entre otros países, son un elemento de riesgo para la economía mexicana, dijo el gobernador del Banco de México en una entrevista publicada este lunes por el diario Reforma.

El gobierno del presidente Donald Trump anunció la semana pasada aranceles a metales provenientes de Canadá, México y la Unión Europea a partir del 1 de junio, poniendo fin a meses de incertidumbre sobre posibles exenciones a aliados de Washington y elevando significativamente el riesgo a una guerra comercial.

"Es un elemento de riesgo. El hecho de que empiecen a proliferar medidas proteccionistas y que se genera un entorno menos propicio para el comercio internacional", dijo el gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León, citado por Reforma.

"México es una economía muy abierta y que ha encontrado en el sector externo y en las exportaciones un mecanismo para promover una mayor actividad productiva, crecimiento y empleos", añadió.

En respuesta a la decisión del gobierno de Trump, México dijo que impondrá medidas equivalentes a productos estadounidenses, que estarán vigentes hasta que Washington elimine los aranceles.