México DF. El Banco Central de México dejó este viernes sin cambios la tasa de interés referencial, pero abrió la posibilidad de un recorte al advertir que podría ajustarla dependiendo del desempeño de la economía local y de los mercados financieros internacionales.

La tasa interbancaria a un día quedó en un 4,50%, como esperaba el mercado, el nivel en donde ha estado desde mediados de julio del 2009 para impulsar la recuperación de la economía y en medio de un benévolo entorno inflacionario.

No obstante, el Banco de México reconoció en un comunicado que la actividad productiva ha perdido dinamismo, sobre todo a nivel interno, y alertó sobre el riesgo de una volatilidad cambiaria excesiva por las recientes turbulencias de los mercados en el exterior.

"En caso de que el desempeño de la economía nacional y de los mercados financieros internacionales resultaran en un endurecimiento innecesario de la política monetaria, la junta de gobierno (del banco) reflexionará acerca de la conveniencia de ajustarla", dijo en el comunicado.

La autoridad dijo que por ahora su postura monetaria es adecuada para el propósito de que la inflación se ubique en su objetivo permanente del 3% más o menos un punto porcentual.

Hasta la primera quincena de agosto, la inflación anualizada de México se ubicó en un 3,49%.