Cancún. El gobernador del banco central de México, Agustín Carstens, dijo este domingo que la entidad está lista para ajustar su política monetaria si observa una contaminación en los precios por los recientes ajustes fiscales.

El banco central dejó sin cambio en 4,50% la tasa de referencia en su anuncio de política monetaria este viernes, pero señaló que podría ajustar su política monetaria si la recuperación de la economía genera presiones en los precios antes de lo esperado.

Carstens dijo, durante la reunión anual de las Asambleas de Gobernadores del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en el balneario mexicano de Cancún, que el banco central espera ahora que la economía mexicana crezca este año entre 4 y 5%, desde un estimado previo de 3,2%.

La economía local se contrajo 6,5% en 2009, su peor tropiezo en 30 años.