México. El Banco de México anunció su decisión de mantener la tasa de interés interbancaria en el 3%, pero indicó que estará atento a las presiones que puedan afectar a la inflación y a sus expectativas a mediano y largo plazo.

La Junta de Gobierno del instituto decidió mantener la tasa que había fijado en junio pasado al considerar que es "congruente con la convergencia eficiente de la inflación a la meta del 3%".

Aunque "el balance de riesgos para la inflación continúa siendo favorable", señaló que estará atenta a todas las presiones que pudieran afectar a la inflación y a sus expectativas para horizontes de mediano y largo plazo.

"La evolución de la inflación en los últimos meses ha sido conforme a lo previsto", apuntó el banco central y añadió que la inflación general anual "se ha mantenido en niveles claramente por debajo de 4%, mientras que la subyacente ha permanecido cerca de 3%".

La Junta prevé una reducción de la inflación general a niveles cercanos al 3% desde enero de 2015, gracias a que ya no habrá efectos de las medidas tributarias aplicadas en 2014, a la conducción ordenada de las finanzas públicas y a la postura de política monetaria.