Ciudad de México. El banco central de México anunció este miércoles que mantuvo sin cambios su proyección de crecimiento económico para el 2018 y 2019, al tiempo que proyecta que la inflación general siga disminuyendo a lo largo del año hacia el objetivo del 3,0%.

La autoridad monetaria (Banxico) espera que el Producto Interno Bruto (PIB) se expanda entre 2,0% - 3,0% en 2018 y entre 2,2% - 3,2% en 2019, según su informe trimestral de inflación.

El banco dijo, no obstante, que el balance de riesgos para el crecimiento continúa sesgado a la baja por la incertidumbre asociada a la actual renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), y al proceso electoral de julio, que podría provocar que diversas empresas pospongan sus inversiones.

También citó la ocurrencia de episodios de volatilidad en los mercados internacionales.

Banxico dijo que se espera que la inflación general anual continúe disminuyendo, aproximándose a lo largo del año hacia el objetivo de 3,0%.

"La trayectoria de crecimiento esperada para el resto del año y para 2019 se basa en la previsión de una moderada reactivación de la inversión privada y el gasto en ciertos proyectos de infraestructura pública, así como del fortalecimiento de la demanda externa, lo cual seguiría apoyando la actividad económica en México", dijo el banco.

No obstante, agregó que las previsiones presumen que se mantendrá un compromiso por parte de las autoridades de política económica por preservar un marco macroeconómico sólido, con finanzas públicas sostenibles y medidas que propicien la inversión y el crecimiento de la productividad.

México celebrará en un mes elecciones presidenciales, hacia las que marcha de favorito el izquierdista Andrés Manuel López Obrador, acusado por sus enemigos de ser un "populista" que implantaría medidas de corte socialista similares a las aplicadas en Venezuela, sumida en una grave crisis económica y social.

Banxico dijo que se espera que la inflación general anual continúe disminuyendo, aproximándose a lo largo del año hacia el objetivo de 3,0% y que en 2019 se ubique en niveles cercanos a dicha meta.

La inflación rozó un 7% el año pasado y en la primera quincena de mayo se ubicó en un 4,46% interanual.