El banco central de México (Banxico) revisó el martes a la baja su proyección de crecimiento económico previsto para este año a un rango de entre 2,0-3,0% desde 2,5-3,5% previo.

La autoridad monetaria dijo que la rebaja obedece a que existen expectativas de menor crecimiento en Estados Unidos, el principal socio comercial de México, al tiempo que el gasto interno todavía no muestra señales claras de un mayor dinamismo hacia adelante.

"La dinámica de crecimiento en Estados Unidos está siendo menos briosa de lo que anticipábamos", dijo el jefe de la entidad, Agustín Carstens, al presentar el Informe Trimestral de Inflación.

[[wysiwyg_imageupload:5788:]]

Banxico también rebajó la previsión de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) para el 2016 a un rango de 2,5-3,5% desde 2,9-3,9% previo.

Pese a las expectativas de menor expansión, Carstens dijo que lo más probable es que el banco central también se sume a la Reserva Federal de Estados Unidos para subir más adelante la tasa de interés clave.

"Se ve remoto que haya un escenario en el que la junta considere reducir las tasas de interés", dijo el banquero.

"Lo más probable es que los ajustes en la tasa tuvieran que ser al alza conforme corresponde a las expectativas que existen con respecto al proceso de normalización de la política monetaria en Estados Unidos", agregó.

El banco central proyecta que la inflación se mueva alrededor del 3,0%, el objetivo oficial, en lo que resta del año y en el 2016.