Ciudad de México. El banco central de México dijo este miércoles que redujo el rango de crecimiento de la economía local para este año a 2,0% - 2,6%, desde 2,0% - 3,0% previo, debido a una pérdida en el dinamismo en la inversión y a un cierto debilitamiento de las exportaciones manufactureras.

La autoridad monetaria (Banxico) también redujo su proyección de expansión para el 2019 a 1,8% - 2,8% desde 2,2% - 3,2%, según el informe trimestral de abril-junio.

El banco espera que México siga enfrentando un entorno complejo con tensiones comerciales mundiales, mayores tasas de interés externas, un dólar fuerte y escenarios de contagio desde otras economías emergentes que podrían conducir a que "continúe observándose atonía en diversos componentes de la demanda privada y las exportaciones".

La entidad agregó que los anuncios recientes respecto del entendimiento sobre la modernización del acuerdo comercial con Estados Unidos -en el marco de la renegociación del TLCAN- ayudan a reducir la incertidumbre que ha venido enfrentando la economía local.

La autoridad monetaria (Banxico) redujo su proyección de expansión para el 2019 a 1,8% - 2,8% desde 2,2% - 3,2%, según el informe trimestral de abril-junio.

Respecto al ámbito interno, Banxico dijo que existe incertidumbre por el cambio de Gobierno el 1 de diciembre y sobre que persista la debilidad de la producción local de hidrocarburos, que ha venido declinando en lo últimos años.

Respecto a la inflación, el banco dijo que estima un retraso, respecto al informe previo, de la convergencia a la meta del 3,0% para el primer semestre de 2020.

La inflación interanual de México fue del 4,81% en la primera quincena de agosto.

La entidad aumentó su proyección de inflación para el tercer trimestre a un 4,8% desde el 4,3% previo y la del cuatro trimestre a un 4,2% desde un 3,8%.