Los precios minoristas en Paraguay subieron un 0,5% en marzo, en una clara desaceleración respecto a los meses previos, impulsados por alzas en productos lácteos, derivados de cereales y por los servicios y rentas, según dijo el Banco Central de Paraguay.

En febrero, la inflación fue del 1,5%, mientras que en marzo del 2011, los precios subieron un 1,7%. 

La proyección del mercado según un índice de Expectativas de Variables Económicas (EVE) elaborado por el Banco Central estimaba una inflación de 0,8% en marzo y de 5,6% para todo el 2012. 

La inflación acumulada en los tres primeros meses del año fue del 3,1%, por debajo del 4,8% registrado en el mismo lapso del año anterior. 

El Banco Central tiene una meta inflacionaria anual de un 5% con un margen de error de 2,5 puntos porcentuales.

La inflación en 12 meses a marzo llegó al 3,3%, manifiestamente inferior al 10,3% acumulado a marzo del 2011.

El Banco Central dijo que, en contrapartida a las alzas de precios en algunos productos alimenticios como lácteos y derivados de cereales, se observó una caída en la carne vacuna debido a una mayor oferta local, por un desplome de las exportaciones ante el cierre de algunos mercados por un brote de fiebre aftosa.

"Algunos alimentos atenuaron la suba de los precios de los servicios y bienes, sobre todo en el rubro de las rentas", dijo a periodistas el director de cuentas nacionales del Banco Central, Miguel Mora.

El precio de los bienes alimenticios subió un 0,3%, en tanto los servicios subieron un 1% y las rentas un 2,5% en marzo, principalmente por aumentos en los precios de los alquileres.

Respecto a la carne, el Banco Central espera que la caída en el precio se mantenga durante prácticamente todo el año hasta que el país recupere el mercado chileno, que era el mayor comprador de cortes de alta calidad hasta que se detectó la enfermedad.

La inflación subyacente, que elimina los rubros volátiles de la canasta, fue de 0,1%, en tanto el índice interanual fue de 2,7%, menor al 10,5% de marzo del 2011.