El Central sigue muy de cerca aún el desarrollo de los acontecimientos en el BBVA, “y de hecho hay un equipo reforzado de inspectores que está revisando (los antecedentes de sus operaciones), como se hace anualmente en un banco de este tamaño”, dijo ayer a nuestro diario el Dr. Benigno López, miembro del directorio del BCP designado por la institución monetaria para hablar con la prensa sobre el tema.

Preguntado si existen medidas adicionales que exige o va a exigir el BCP después de la renovación total de directiva que el BBVA anunció el lunes pasado, López adelantó que una de las cosas seguras es que se le va a llamar la atención al banco sobre su proceso de concesión de créditos, “que de alguna manera lo fortalezca”.

“Y seguramente mayores precisiones en cuanto a las recomendaciones para la mejoría de la entidad se darán una vez que termine el proceso de inspección” que realiza desde hace tres semanas la Superintendencia de Bancos, añadió al respecto el entrevistado.

En cuanto al visto bueno que el BCP debe dar en su calidad de autoridad financiera al nuevo directorio del BBVA, encabezado en este caso por el español Vicente de la Parra Gómez, la fuente señaló que “de alguna manera, si se quiere de forma tácita, el Banco Central ya aceptó esa nueva directiva”.

Según López, la información que recibieron es que los dos españoles que llegaron esta semana a Asunción para formar parte de la nueva cúpula del Banco Bilbao Vizcaya Argentaria Paraguay “son profesionales de primera línea, personas competentes, idóneas”. Se trata en este caso de Ignacio Merino y Daniel Abad.

Tampoco tienen reparos en aceptar la designación del único profesional compatriota, el abogado Eduardo Gross Brown. “La persona que eligieron de acá es un abogado reconocido en materia bancaria, así que desde ese punto de vista también está bien controlada la situación”, manifestó López, quien en términos generales calificó de saludables los cambios hechos por el BBVA.

Cómo queda el mercado. Cuando se le preguntó si cómo queda el mercado financiero globalmente después del escándalo del BBVA, el director del BCP sostuvo que, en primer lugar, para ellos no hubo un impacto negativo a nivel de la estabilidad del sistema, pues “las entidades se siguen comportando normalmente”.

“En lo que hace al BBVA en sí, los informes que tenemos es que prima facie se trató solamente de (problemas con) operaciones puntuales, que son estos dos préstamos, el concedido a Alberto Pereira Johannsen y el crédito a la Industria Nacional del Cemento (INC)”, indicó López, agregando que él cree que los controles del BCP son suficientes y que funcionan.