Lima. El Banco Central de Perú evalúa una pequeña reducción de la tasa de encaje en dólares para mitigar el impacto de una política más restrictiva de la Reserva Federal de Estados Unidos, dijo este viernes el presidente del organismo, Julio Velarde.

En caso de concretarse esta medida, sería la segunda disminución reciente de la tasa de encaje en dólares del Banco Central luego de que en abril la bajó a 36% desde el 37% previo, para inyectar US$181 millones al sistema financiero.

El banco central ha ido reduciendo su tasa de encaje en dólares desde enero del 2017, para compensar en parte las tasas de interés internacionales más altas. El encaje es un instrumento monetario para regular el ritmo de expansión del crédito y la liquidez del sistema financiero.

"Va a ser una reducción muy pequeña, lo estamos haciendo para mitigar el impacto de crecimiento de la tasa de interés en dólares, pero todavía el encaje tiene que ser relativamente alto porque no emitimos en dólares", afirmó Velarde en conferencia de prensa.

Según Velarde, a pesar de la disminución, la tasa de encaje en dólares seguiría alta porque "es prudente que los bancos mantengan una buena porción de los depósitos en el banco central".

La Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos subió esta semana su tasa de interés de referencia, medida que era esperada, aunque igualmente marcó un hito al distanciarse de la política monetaria que usó para combatir la crisis financiera y la recesión del 2007-2009.

Según Velarde, a pesar de la disminución, la tasa de encaje en dólares seguiría alta porque "es prudente que los bancos mantengan una buena porción de los depósitos en el banco central".

Por otro lado, el banco central no ve "todavía" presiones inflacionarias, dijo para luego de reiterar que la economía peruana atraviesa por una recuperación cíclica gracias a un mayor impulso fiscal y a un previsto crecimiento de la inversión privada.

"Si la recuperación fuera tan intensa y hubiera presiones inflacionarias obviamente tendríamos que reaccionar (...), pero al menos de los meses inmediatos no lo veo, va a depender de los datos", precisó.

Velarde estimó que la economía se expandiría un 5% en el segundo trimestre, para cerrar el año en 4%. Para el 2019 elevó su estimación de crecimiento a 4,2% desde el 4% previo.

Sobre la inflación, el jefe del banco central proyectó que convergería al cierre de este año al 2,2%, dentro del rango meta oficial de entre 1% y 3%.