Lima. El Banco Central de Perú mantuvo este jueves su tasa clave de interés en un 4,25%, como esperaba el mercado, debido a que, según el organismo, las expectativas de inflación se mantienen ancladas y el ritmo de crecimiento económico permanece cerca de su potencial.

Este es el duodécimo mes consecutivo en que la autoridad monetaria mantiene su tasa de referencia estable, en medio de una economía que crece a buen ritmo y de tasas de inflación local impactadas por factores temporales de oferta.

Asimismo, los analistas esperaban que la autoridad monetaria mantuviera su tasa intacta tras su reciente decisión de elevar las tasas de encaje promedio en moneda nacional y extranjera, en un intento por contener la sostenida apreciación del sol.

"Esta decisión (de mantener la tasa) obedece por un lado a que el desvío de la inflación ha reflejado principalmente factores temporales de oferta y, por otro, a que el ritmo de crecimiento de la economía es cercano a su potencial", dijo el Banco Central en un comunicado.

"El directorio se encuentra atento a la proyección de la inflación y sus determinantes para considerar ajustes adicionales en los instrumentos de política monetaria", agregó.

En abril, la inflación fue de un 0,53%, por encima de lo previsto, pero la tasa anualizada retrocedió al 4,08% desde el 4,23% en 12 meses a marzo, aunque se mantuvo por encima del rango meta de la autoridad monetaria de un 1% a un 3%.

"Si bien se vienen registrando choques de oferta internos, se espera que el impacto de éstos en la inflación se revierta con mayor intensidad a partir de mediados de año, con lo que la tasa de inflación anual convergería al rango meta", afirmó.

El Banco Central también informó que algunos indicadores adelantados de actividad muestran que el crecimiento de la economía "se ha estabilizado alrededor de su nivel sostenible de largo plazo", mientras que datos globales muestran que persiste la incertidumbre sobre la salud de la economía mundial.

La economía peruana crecería este año hasta un 6%, de acuerdo a la estimación del Banco Central, tras haberse expandido un 6,9% el año pasado.