Lima. El Banco Central de Perú mantuvo el jueves su tasa clave de interés en un 3,5%, como esperaba la mayoría del mercado, debido a que las expectativas de inflación permanecen ancladas mientras la actividad productiva muestra tasas de crecimiento menores a su potencial.

De los 11 analistas encuestados por Reuters, ocho habían previsto que el organismo dejaría sin cambios la tasa de referencia, mientras que los tres restantes anticiparon una baja al 3,25%.

Este nivel de tasa "es compatible con una proyección de inflación que converge a 2,0% en el 2015 y toma en cuenta que (...) las expectativas de inflación permanecen ancladas dentro del rango meta", dijo el Banco Central en un comunicado.

La autoridad monetaria precisó sin embargo que las proyecciones de la actividad económica continúan mostrando un nivel debajo de su crecimiento potencial del 5,3%.

El banco explicó que los indicadores globales actuales muestran señales mixtas de recuperación de la economía mundial, en medio de una mayor volatilidad en los mercados, mientras que destacó que los menores precios internacionales del petróleo se han comenzado a trasladar gradualmente al mercado interno.

El índice de precios al consumidor cayó en noviembre en un 0,15% mientras que la inflación en los 12 últimos mess a noviembre fue de 3,16%, por encima del rango meta del banco central de entre 1 y 3%.

"Los indicadores más recientes de la actividad productiva continúan mostrando tasas de crecimiento del PBI menores a su potencial para el presente año", afirmó el organismo.

La economía de Perú se ha desacelerado en medio de una menor demanda de consumidores de metales como China, una caída en la producción de algunos metales y una ralentización de las inversiones.

Por ello, el Banco Central ha recortado varias veces su previsión de crecimiento para este año, para ubicarla entre un 2,6 y 3,0%, lejos del 5,8% del año pasado.

Para impulsar la economía local, el Banco Central ha recortado su tasa de encaje para fomentar el crédito en moneda local. En diciembre redujo la tasa de encaje en soles a 9,5% desde el 10% previo, con la finalidad de sostener el dinamismo del crédito en la moneda local.

Asimismo, la autoridad monetaria redujo su tasa de referencia en 25 puntos básicos en septiembre.

"El Directorio se encuentra atento a la proyección de la inflación y sus determinantes para considerar, de ser necesario, medidas adicionales de flexibilización", agregó.