El Comité de Política Monetaria del Banco Central (Copom) decidió mantener la tasa de interés de referencia en 9,25%, para mantener el “balance” en los objetivos de política económica. 

El BCU consideró que el aumento de los encajes bancarios sería suficiente en esta etapa para incidir sobre las expectativas de los agentes, que se mantienen por encima del rango meta de 4% a 6% fijado por las autoridades económicas.

El Copom resolvió mantener la Tasa de Política Monetaria (TPM) en 9,25% producto de un escenario global que “mantiene una clara tónica de incertidumbre, con débil recuperación en la región norteamericana y con nuevas turbulencias en Europa”, sostiene el comunicado que divulgó el Banco Central (BCU). 

La decisión estuvo en línea con lo que esperaban los analistas consultados por El Observador a principios de esta semana luego que el titular del BCU, Mario Bergara, adelantara que el crecimiento del PIB en 2012 iba estar entre un rango de 3% a 3,5%, por debajo de la proyección oficial del 4% que había fijado el Ministerio de Economía.

“Considerando el necesario balance de objetivos de la política económica y tomando en cuenta las medidas adoptadas recientemente en materia de encajes bancarios marginales, el Banco Central decidió, en el marco del Comité de Política Monetaria, mantener la Tasa de Política Monetaria en 9,25%”, fundamentaron las autoridades del equipo económico. 

Según el comunicado, “las tasas de interés internacionales continuarán extremadamente bajas para el horizonte de política y se mantendrán los flujos de capitales hacia las economías emergentes”. 

Precisamente, esta tendencia ha provocado una fuerte apreciación del peso uruguayo frente al dólar hecho que agravó los problemas de competitividad de los productos locales en los últimos meses, a tal punto que el Gabinete Productivo tiene a estudio una serie de paliativos para atender a los sectores más afectados que se conocerán a principios del próximo mes.Si bien el Copom ratificó que “la inflación constituye una de las principales preocupaciones del mapa de riesgos de la economía uruguaya” se vio necesario atender el “balance de objetivos de la política económica”, teniendo en cuenta que hace poco el Banco Central decidió elevar los encajes bancarios marginales.

“La situación global y doméstica seguirá siendo monitoreada en el lapso que medie hasta la próxima reunión del Comité de Política Monetaria, fijada para junio de 2013”, culmina el comunicado.