El Banco Central de Venezuela colocó este jueves 500 millones de bolívares fuertes (US$116,2 millones) en Letras del Tesoro a 91 días y a 105 días, con rendimientos de 9,45% y 6,54%, respectivamente.

La operación se realizó de acuerdo con el cronograma informado por el Ministerio de Planificación y Finanzas la semana pasada y forma parte de la Ley de Endeudamiento Público para el ejercicio fiscal de 2011.

Se colocaron también Bs.F. 175 millones (US$40,6 millones) en bonos de deuda pública interna, denominados Vebonos, con vencimiento en 2017, ofrecidos a un interés de 17,61%.

Al publicar el cronograma de colocaciones el despacho de las finanzas indicó que este proceso "permitirá generar un mayor dinamismo en el mercado financiero y contribuirá con el BCV en el manejo de la política monetaria, en estrecha coordinación con la autoridad monetaria".

Este miércoles se vendieron Bs.F. 600 millones (US$139,5 millones) en Títulos de Interés Fijo (TIF), con vencimiento en 2015 y 2016, que promediaron un precio de 99,46% y 99,15%, respectivamente.

El gobierno comenzó la colocación de deuda temprano en el año, con la finalidad de obtener los ingresos necesarios para cancelar compromisos, especialmente de tipo salarial.