Caracas. El presidente del Banco Central de Venezuela, Nelson Merentes, descartó que el país petrolero tenga dificultades para pagar sus próximos compromisos de deuda como temen algunos sectores del mercado e invitó a los inversionistas a seguir adquiriendo bonos soberanos.

Venezuela utiliza emisiones regulares de deuda para inyectar divisas a una economía que recién salió de la recesión, con altas presiones inflacionarias y un control cambiario que según analistas está asfixiando al tejido industrial del país miembro de la OPEP.

Por esto, las opiniones de los expertos van desde un posible default hasta el total cumplimiento de su deuda.

"Hay voluntad y más que voluntad, variables objetivas que dicen que no hay ningún tipo de problema, porque la deuda respecto a la economía está alrededor de 18 puntos del PIB y el portafolio de deuda, no es difícil el pago", dijo Merentes en el Foro de Reuters sobre Inversión en América Latina.

El jefe del instituto emisor refirió que incluso en los años 2002-2003, cuando los niveles de conflictividad en Venezuela alcanzaron máximos por un paro petrolero y un breve golpe de Estado al presidente Hugo Chávez, el país cumplió con sus compromisos.

"Le enviamos este mensaje a los inversionistas, no va a haber ningún tipo de riesgo, sigan confiando en Venezuela y es un negocio tener deuda venezolana", enfatizó.

Merentes además señaló que Venezuela ya ha programado el pago por el vencimiento del Bono Soberano 2011 con un monto levemente superior a US$1.250 millones.