Caracas. El Banco Central de Venezuela (BCV) estrenará esta misma semana el nuevo sistema para el control del mercado permuta con la emisión de bonos cambiarios.

Luego de haber sido firmada por el presidente Hugo Chávez este domingo, se espera que reforma de la Ley contra Ilícitos Cambiarios sea publicada este lunes en la Gaceta Oficial.

La Asamblea Nacional aprobó el pasado jueves la reforma de tres artículos de la ley con las que ahora el ente emisor tendrá luz verde para tomar control de todo el mercado cambiario, así como de las operaciones permuta.

Se espera que el BCV culmine los detalles del reglamento que complementará la ley; algunos analistas sostienen que también debería publicarse un nuevo convenio cambiario. Sin embargo, se informó que el organismo ya puede instrumentar el nuevo mecanismo sin la necesidad de contar con una resolución en la que se establezcan los criterios que pondrá en práctica.

Fuentes cercanas al BCV informaron que durante este fin de semana se dio la instrucción a los técnicos de ese organismo para adecuarse al nuevo sistema que estaría en funcionamiento este martes.

La estructura de bandas estaría descartada, según las mismas fuentes debido a como está concebida la nueva Ley contra Ilícitos Cambiarios, por lo que la forma en que se regirán las operaciones aún es un misterio.

Según dijo el presidente Chávez, en su programa dominical, este lunes el ministro de finanzas y planificación, Jorge Giordani, y el presidente del BCV, Nelson Merentes, darán una rueda de prensa para explicar las nuevas características de las operaciones cambiarias.

Lo que sí es un hecho es que esta semana se colocará una nueva emisión del Bono Cambiario Venezolano, creado para complementar la demanda de divisas insatisfecha por las demoras y trabas de la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi).

Las fuentes indicaron la posibilidad de que el ente emisor incremente la oferta de estos papeles. Hasta ahora el monto máximo de las emisiones es de US$50 millones.

Además de los bonos cambiarios, el nuevo sistema se estrenará con los papeles ya existentes en el mercado secundario. Este punto ha sido de mucha preocupación entre los operadores debido a que aún desconocen los términos que manejará el BCV. La manera en que el tenedor de bonos pueda ahora venderlo en mercados foráneos para obtener divisas estará limitada a la acción del organismo.

Aunque el Gobierno aún cuenta con un importante stock del endeudamiento aprobado para el ejercicio fiscal de 2010, no se prevén nuevas emisiones de bonos de deuda pública en las próximas semanas.

Depurar. El Gobierno insiste en que el aumento del tipo de cambio paralelo obedece a la especulación en el mercado cambiario. Es por ello que preparó una serie de restricciones y de medidas punitivas que acompañarán el control de las operaciones con divisas.

El presidente Chávez y el ministro Giordani, han dado órdenes de depurar el mercado y reducir el número de casas de bolsa y sociedades de corretaje. El BCV y la Comisión Nacional de Valores tendrán esta tarea con mayores restricciones y una férrea supervisión.

La Cadivi de permuta. Entre los criterios a utilizar por el BCV para permitir la participación de los operadores cambiarios se estableció que el organismo solicitará nombre y apellido, números de cuenta, montos y el destino o uso de las divisas del cliente final de la operación que se ejecute a través del mercado permuta.

"Al Banco Central exigir el registro completo de las operaciones, las autoridades monetarias y financieras confían en que de esta manera salgan del mercado un buen número de casas de bolsa y de sociedades de corretaje que pudieran estar realizando operaciones irregulares", comentó la fuente consultada.

Las mayores regulaciones que se impondrán al mercado de permuta han conllevado a que algunos analistas económicos califiquen al ente emisor como el "Cadivi del permuta". Consideran que las nuevas barreras para acceder al mercado dejarán por fuera a un número importante de operaciones, incluso de tipo legal.