Para este año, las transferencias que hace el Banco Central de Venezuela, luego de definir el nivel óptimo de reservas, no superará los US$2.500 millones durante todo el año, revelaron fuentes del alto gobierno.

El pasado viernes, el BCV hizo el primer aporte del año, US$1.000 millones, quedando pendiente unos US$1.500 millones, el cual se irá desembolsando durante el año, a partir del segundo semestre.

El movimiento de ese dinero llevó el acumulado de las reservas de US$30.668 millones a US$29.544 millones, incluyendo el FEM.

Desde 2007 el BCV transfiere al Fonden, el "sobrante" de lo que se considera el excedente del nivel óptimo de reservas.

En 2010 el organismo emisor transfirió US$7.000M en varias etapas. Aunque este monto completo fue anunciado a principios de año, como ocurrió en otras oportunidades.

Este año hubo un criterio más conservador y el BCV entregó una porción, sin decir la totalidad, aunque se estima que hasta completar los US$2.500 millones durante todo el año. Es decir, que 2011 comienza con "un solo millardito".

El presidente Hugo Chávez dijo en 2010 que el nivel óptimo de reservas debería ubicarse entre US$22.000 millones y US$25.000 millones, lo que claramente evidenciaba más recursos para el Fondo Nacional de Desarrollo que se nutre con reservas internacionales, y aportes de Petróleos de Venezuela.

Sin embargo, técnicos del gobierno lograron convencer al Jefe del Estado de la necesidad de preservar un nivel óptimo de reservas más elevado: entre US$27.000 y US$28.000 millones.


El Banco Central de Venezuela aún registra en el movimiento de reservas internacionales, el monto de US$832 millones del Fondo de Estabilización Macroeconómico, de los cuales saldrán, en los próximos días US$500 millones a solicitud del Presidente Chávez.

Es decir, el gobierno podrá usar US$1.500 millones de las reservas internacionales.

De acuerdo a las cifras del BCV, cuando se utilicen los US$500 millones del FEM, las reservas quedarían en US$29.000 millones.

Varios especialistas han señalado la inconveniencia de transferir reservas internacionales por cuanto una vez los dólares entran al torrente de las reservas, se crean los bolívares que son lanzados a la economía y si los dólares se gastan o se transfieren, se le quita respaldo a la moneda nacional.

No obstante para minimizar ese riesgo, la propia ley establece que esas divisas, deben gastarse en el exterior para evitar su impacto en la economía.