El Banco de México (Banxico) reconoció que el peso mexicano acumuló una depreciación contra el dólar estadounidense de poco más de 64% en términos nominales.

En términos reales cayó, alrededor de 52%, desde julio de 2014 hasta enero de 2017, mes en el que alcanzó su nivel más alto, lo que significó la depreciación más importante en los últimos 20 años.

Sin embargo, el traspaso promedio del tipo de cambio a la inflación se mantuvo en un nivel bajo y se concentró en las mercancías vinculadas con la paridad, por lo que no se detectó con contaminación a otros precios.

En su análisis Evolución del Traspaso del Tipo de Cambio a la Inflación, enfatizó que: “gracias a los logros estructurales sobre el control de la inflación, se ha contribuido de manera importante a una disminución en el traspaso de la depreciación del tipo de cambio a la inflación”.

Precisó que recientes estudios concluyen que el traspaso cambiario a 12 meses a partir de una depreciación ha bajado. Antes por cada uno por ciento en el encarecimiento del dólar había una inflación de 0,32%, ahora bajó a un rango entre 0,02 y 0,04 puntos porcentuales.

Estos resultados confirman que los movimientos del tipo de cambio se han reflejado en un cambio en precios relativos, afectando en mayor medida a los precios de los bienes que se esperaría respondan a los movimientos del tipo de cambio y no se han generalizado a otros componentes de la inflación que no están relacionados directamente con la cotización de la moneda nacional”, refirió.

Banxico advirtió que estos resultados son consecuencia, en buena medida, de los avances obtenidos a lo largo de muchos años en el abatimiento de la inflación.

“En un primer momento los estudios de Capistrán, Ibarra y RamosFrancia (2012), encontraron que el traspaso cambiario a 12 meses a partir de una depreciación del uno por ciento en el tipo de cambio pasó de 0.32 a 0.02 puntos porcentuales del período de enero 1997- mayo 2001, al periodo junio 2001- diciembre 2010". “Por su parte, estimaciones más recientes del traspaso, como Cortés (2013) para el periodo junio 2001-agosto 2012, así como, Kochen y Sámano (2016) para el periodo enero 2011-abril 2016, estiman que el traspaso es de 0.04 puntos porcentuales”, detalló.