Entre lunes y miércoles de esta semana, el Banco Central del Paraguay (BCP) retiró unos G. 1.089 billones (US$125,4M) del mercado mediante la colocación de sus Instrumentos de Regulación Monetaria (IRM) en el sistema, método que puso en práctica con la intención de reducir cualquier riesgo de inflación que pueda darse por el exceso de dinero en el mercado.

El BCP concretó este miércoles la colocación de instrumentos más fuerte de la semana, por valor de G. 425.000 millones, mientras el lunes hizo lo propio con G. 395.000 millones, y el martes retiró del mercado unos G. 269.500 millones (US$48,9M) mediante la colocación de sus instrumentos. Tras la subasta de este miércoles, el saldo de los papeles en poder de las intermediarias quedó en G. 4,54 billones.

Mediante la colocación de IRM en el sistema, la banca matriz se asegura de retirar la liquidez del mercado que puede provocar un mayor costo inflacionario. En ese sentido, el BCP vino incrementando durante todo este mes el nivel de colocación de los IRM, especialmente en la última semana, cuando se empezó a pagar los aguinaldos en el sectores público y privado. Situación que dejaba con una circulación importante de guaraníes en el mercado, y ante el riesgo de que ello signifique un peligro inflacionario, el BCP aumentó la oferta de sus instrumentos.

Entre el lunes y viernes de la semana pasada el Banco Central retiró casi 2 billones de guaraníes (unos US$429 millones al cambio actual) del mercado mediante la colocación de sus instrumentos en el sistema. La inflación a noviembre de este año fue del 5,6%, y se ubica dentro del rango meta del BCP en 5%, con variaciones de ±2,5%.