El Banco Central del Paraguay (BCP) anunció este martes que resolvió adoptar un régimen de metas de inflación para la gestión de su política monetaria. El anuncio realizó el propio titular de la entidad monetaria, Jorge Corvalán, durante la presentación de un informe sobre perspectivas económicas en América Latina del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Corvalán no mencionó plazos para la vigencia del sistema que rige en algunos países de la región, entre ellos Brasil, Chile, Perú, en el que los bancos centrales se comprometen a una meta de inflación anual que puede ser un nivel o un rango.

Por su parte, David Vegara, asesor del FMI, celebró la decisión anunciada por el titular del BCP. “Creo que clarifica enormemente el objetivo fundamental en el ámbito de la política monetaria que tiene el Banco Central, creo que es una buena medida, una buena noticia para el país“, agregó.

Técnicos de la banca matriz sostienen que ya se venía trabajando en estos cambios y que incluso las políticas no difieren mucho de lo que ya se venía trabajando en el tiempo.

En un sistema de meta de inflación se fija como objetivo bien específico de una inflación y lo compromete aún más en esa función. Se establece un horizonte de política, donde hay un compromiso del Banco Central de mantener la inflación dentro del rango meta de aquí a dos años, acompañado de las proyecciones periódicas. El rango meta de inflación previsto por la autoridad monetaria para este año es del 5%+-2,5%.

La mayor presión sobre la inflación viene por el lado de los alimentos, debido al alza general de precios y mayor consumo. La inflación acumulada, de enero a abril, es de 4,4%, según estadísticas del Central.