De acuerdo con la evaluación del sistema financiero paraguayo que realizaron los técnicos del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI), Paraguay pasó de un nivel de cumplimiento de las normas de Basilea 1, que fue del 17% en un estudio del 2005, a un nivel de cumplimiento del 60%, apoyado en importantes avances de regulación y gestión del sistema.

Según Benigno López, miembro del directorio del Banco Central del Paraguay (BCP), el país avanzó bastante desde la última supervisión de los organismos en 2005 y que en su informe los técnicos destacaron los avances del sector en cuanto a la regulación, administración y supervisión.

“Esto fue un salto de calidad muy grande que dio el sistema financiero en conjunto con el Banco Central del Paraguay, pero aún hay mucho todavía por hacer, quedando algunas tareas pendientes para cerrar el círculo de Basilea 1”, señaló. Las reglas de Basilea son una serie de medidas y estándares internacionales que pretenden reducir los riesgos o mitigar los efectos adversos sobre el sistema financiero y las economías mundiales, organizados en un comité con sede en Basilea (Suiza).