Asunción. La economía de Paraguay se expandirá un 4,5% a lo largo de 2015, impulsada por el crecimiento de la ganadería, la construcción, la industria y los servicios, proyectó el Banco Central (BCP) paraguayo.

"El sector ganadero sigue en franca expansión, producto de la recuperación de importantes mercados y una mayor diversificación de sus destinos", señala el informe oficial que hoy publica la prensa en Asunción, la capital paraguaya.

En tanto, la industria manufacturera crecerá un 6,2% gracias a la producción de carne, elaboración de aceites y de productos no metálicos, entre otros.

"La industrialización de la soja continúa avanzando año tras año, permitiendo de esta forma una mayor diversificación de la estructura productiva y de la canasta exportadora", agregan los técnicos del BCP.

"Por su parte, el sector servicios mantiene una tasa de crecimiento del 4,9% para el 2015, destacándose actividades como la intermediación financiera (12%) y los servicios gubernamentales (5,5)", entre otros.

Además, las construcciones "continúan generando expectativas para el 2015, esperándose que éste sea el año de la consolidación de importantes obras de infraestructuras encaradas por el gobierno".

A nivel del gasto, la demanda interna aumentaría 4,5%, lo que se explica por un incremento del consumo (privado y público) y por el buen desempeño de la inversión, y la demanda externa neta daría un salto de 0,2%.

"Si bien el contexto externo representa un riesgo, la economía paraguaya está bien preparada para lidiar con eventuales shocks externos adversos", mediante sus "sólidos fundamentos macroeconómicos", concluye el estudio.

El Producto Interno Bruto (PIB) paraguayo se expandió un 4,4% a lo largo de 2014, desacelerándose frente al 14,2% de 2013.