El Banco Central decidió mantener la tasa de interés de política monetaria de 14 días en 5,5% anual. Fue durante la reunión mensual de Política Monetaria que realizó ayer el Comité Ejecutivo de Operaciones de Mercado Abierto (CEOMA).

El equipo técnico del Banco Central consideró esta decisión atendiendo los datos de los indicadores adelantados de actividad económica que siguen dando cuenta de una retracción de la oferta, debido principalmente a los efectos de la sequía sobre la agricultura. Aunque igualmente, observaron una desaceleración de la Demanda Agregada Interna como consecuencia de la baja en los ingresos.

Pese a la desaceleración observada en la primera parte del año, el BCP advierte que con base en las últimas proyecciones de inflación, ya muestran mayores presiones inflacionarias hacia finales del año 2012 y comienzos del año 2013, principalmente debido a las expectativas de un importante crecimiento económico que se espera para el próximo año. En ese sentido, se anticipan una recuperación de la demanda interna, sumada al probable incremento de los precios de la carne vacuna, y principalmente por la dinámica de los precios de los bienes no transables.

Finalmente, el nuevo directorio del Banco Central que participa en las decisiones de la política monetaria señaló que se seguirá monitoreando la evolución de la economía de manera que la inflación se ubique dentro del rango meta establecido y que, por ello, cambios futuros en la tasa de interés dependerán de las condiciones macroeconómicas y de eventuales shocks no previstos que pudieran presentarse.