Los técnicos del BCP explicaron que los indicadores del sector real ya están reflejando una reversión de la retracción de la oferta agregada, así como la demanda agregada. Específicamente, en lo que se refiere a la fuerte retracción de la oferta agrícola tras la sequía.

Se observa un crecimiento positivo de los sectores no agrícolas, donde el sector gobierno tuvo una participación contracíclica en el 2012; por un lado, mantuvo la oferta agregada dinámica así como los ingresos vía el gasto público.

Por otro lado, sostienen que la tasa de inflación interanual al mes de octubre se ubicó en 3,4%, y que esta cerraría dentro del rango meta del 5%. En tanto que para el 2013 con las nuevas condiciones de recuperación de la actividad económica y la demanda agregada, así como ajustes de precios resultaría en una tasa de inflación mayor a los niveles actuales, pero sin alejarse en demasía del centro del rango meta referencial.