Lima. El presidente del Banco Central de Reserva (BCR), Julio Velarde, señaló que sería un suicidio seguir con este enfrentamiento, en relación a la tensión existente entre el Ejecutivo y el Legislativo.

"Sería un suicidio seguir con este enfrentamiento, ¿ahora suicidios hay no?", dijo en el marco del "Road Show Nueva York 2018" la semana pasada.

Refirió que la turbulencia política y el enfrentamiento entre el Ejecutivo y el Legislativo se está reflejando en los ánimos empresariales que no han seguido creciendo.

"El enfrentamiento local entre el Ejecutivo y el Legislativo está reflejado en los ánimos empresariales que no han seguido creciendo", advirtió.

En ese sentido, observó que más que tener un efecto dramático, es algo que va minando la confianza de invertir porque nadie quiere regresar a los periodos de enfrentamiento que hemos tenido recientemente. 

El presidente del BCR explicó que el aspecto político está incorporado en las expectativas empresariales cuando se le pregunta a las empresas cómo espera que se encuentre la economía en tres o 12 meses.

En ese sentido, Julio Velarde manifestó que la actual situación política afecta el ánimo empresarial del país.

"El aspecto político afecta el ánimo empresarial de todas maneras y le fastidia regresar a esta situación, sin ninguna duda", afirmó.

"Sin embargo, no creo que tenga un efecto fuerte pese a que se va minando el ánimo", señaló.

El presidente del BCR explicó que el aspecto político está incorporado en las expectativas empresariales cuando se le pregunta a las empresas cómo espera que se encuentre la economía en tres o 12 meses.

Julio Velarde anticipó que se espera una leve desaceleración en el crecimiento de la economía en el segundo semestre del año.

En ese sentido, mencionó que se espera que las medidas del Gobierno empiecen a funcionar y ojalá disminuya un poco el tono del enfrentamiento político.

"Esperamos que esta situación se recupere", manifestó Julio Velarde.

No obstante, destacó que a los inversionistas internacionales no les preocupa el aspecto político, porque ya hemos pasado a la prueba de fuego.

"Realmente parecemos inmunes a la crisis política", sostuvo el presidente del BCR.